goma ancla
Agricultura Goma Ancla

Claves para prevenir las enfermedades de la madera en viñedo

Las Enfermedades de la Madera en viñedo (EMV), conocidas desde hace siglos, son una preocupación sanitaria y económica para el sector vitivinícola mundial.

Provocan pérdidas importantes de producción y defectos de calidad en el vino.

Se trata de una serie de enfermedades provocadas por diferentes hongos patógenos que atacan tanto a plantas jóvenes como adultas. Se caracterizan porque producen la obstrucción de los vasos de la madera.

La principal vía de contaminación son las heridas en las plantas. 

En este sentido, las estrategias de lucha deberán ser siempre preventivas. ¿Cómo podemos ayudar desde Bandex para que esto no ocurra? 

Te lo contamos. 

¿Cómo identificar las enfermedades de la madera en viñedos?

Existen multitud de enfermedades de la madera en vid, todas ellas provocadas por distintos tipos de hongos, siendo las más comunes la Yesca/enfermedad de Petri, el decaimiento por Botryosphaeria y la Eutipiosis.

En plantas jóvenes, de menos de 10 años:

Enfermedad de Petri: causada por los hongos Phaeomoniella chlamydospora, Phaeoacremonium spp, Cadophora luteo-olivacea

Enfermedades de la Madera en viñedo Petri

Estos hongos afectan principalmente a la parte basal del patrón, colonizando los tejidos xilemáticos o vasos conductores, de modo que al realizar cortes longitudinales y transversales de la madera se observan estrías necróticas o pequeñas punteaduras respectivamente (oscurecimiento en forma de anillo alrededor de la médula), correspondientes a los vasos dañados, observándose en ocasiones exudaciones gomosas.

• Pie negro:
Podredumbre de las raíces

La vid, especialmente las más jóvenes, es propensa a la infección por hongos nacidos en la tierra, que pueden matar las plantas afectadas con gran rapidez.

Enfermedades de la Madera en viñedo pie negro

Se presentan en forma de abanicos blancos que se desarrollan bajo la corteza de las raíces y de los sarmientos principales, justo hasta llegar al nivel del suelo.

Sobre las raíces enfermas pueden aparecer estructuras negro amarronadas, denominadas rizomarfas, que crecen a través del suelo y transmiten la enfermedad.

El control de este hongo es difícil, de ahí que resulte esencial localizar el foco de la infección, de manera que se puedan sacar todos los restos de madera, para quemarlos junto con las vides muertas o enfermas y con la mayor cantidad posible de raíces.

En plantas adultas, de más de 8 o 10 años:

• Yesca:
Este problema se suele dar con más intensidad en cepas de viñas viejas. Se origina una coloración blanco amarillenta, rodeada normalmente por una zona verde amarillenta a pardo oscura y negra.

Enfermedades de la Madera en viñedo Yesca

La madera se pudre con la evolución del hongo, se ablanda, y se vuelve blanca y esponjosa. Las hojas toman un aspecto clorótico entre las nerviaduras y los pámpanos más externos pueden llegar a marchitarse hasta morir.

En las uvas aparecen unas manchas características de la enfermedad. Los daños van aumentando, conforme las viñas atacadas va teniendo más años.

Eutipiosis: Diatrypaceae spp.

Enfermedad causada principalmente por el hongo Eutypa lata. Al igual que en la yesca, estos hongos penetran en la planta por las heridas de poda y también afecta a plantas adultas.

Enfermedades de la Madera en viñedo

En el interior de la madera atacada aparecen necrosis sectoriales de color marrón oscuro y consistencia dura.

En el exterior, los brazos afectados presentan brotes débiles con entrenudos cortos. Las hojas son pequeñas, cloróticas, deformadas, y con punteaduras necróticas.

Finalmente el decaimiento. Puede producirse tanto en plantas jóvenes como adultas.


La enfermedad del decaimiento por Botryosphaeria, causada por 26 especies de la familia Botryosphaeriaceae, se caracteriza por producir necrosis sectoriales de la madera de los brazos o del tronco principal de las plantas que causan su desecación y muerte.

Medidas de prevención de las enfermedades de la madera:

Actualmente no existen productos curativos directos, por lo que hay que partir de material de plantación sano y realizar una serie de prácticas de cultivo preventivas.

En nuevas plantaciones:

1- Utilizar material vegetal sano, de alta calidad fitosanitaria y buen aspecto:

  • Grosor adecuado del patrón.
  • Callo basal bien cicatrizado.
  • Distribución uniforme de las raíces.
  • Zona del injerto sin roturas.
  •  Cobertura uniforme de cera.

2- Realizar una plantación adecuada:

  • Sin causar heridas en la planta.
  • Procurando que las raíces queden hacia abajo.
  • Evitando suelos compactados y/o anegados.

3- Evitar forzar la entrada en producción o situaciones de estrés.

En plantas adultas:

Marcar las cepas afectadas en verano para podarlas las últimas en invierno.

Podar con tiempo seco, evitando las heridas gruesas y dejando transcurrir 4 días sin podar después de una lluvia o una nevada. Si se realizan grandes cortes, realizarlos lo más verticales posible.

Inmediatamente después de podar aplicar un producto protector sobre los cortes de poda, sobre todo en cortes gruesos, con objeto de dificultar la entrada en la planta de las esporas de estos hongos.

Desinfectar las tijeras tras la poda de las cepas afectadas, con objeto de evitar la dispersión de la enfermedad.

Con objeto de eliminar inóculo, arrancar las cepas muertas y eliminar los brazos atacados cortando hasta tejido sano.

La madera muerta o los restos de poda de las parcelas afectadas se deben retirar de las mismas, eliminarlos o quemarlos, ya que estos hongos pueden sobrevivir sobre ellos varios años constituyendo una importante fuente de inóculo de estas enfermedades.

Una cepa atacada de eutipiosis puede regenerarse a partir de brotes bajeros en el tronco (escardas) que hayan brotado de madera sana, cortando luego por encima de ellos.

Nuestro aporte para evitar las enfermedades en la vid. 

Una vez establecida la plantación en campo, la principal forma de infección de estas patologías es a través de las heridas, principal vía de entrada de la mayoría de estos hongos.

Sistemas tradicionales de guía para el crecimiento de la planta, y para atar el sarmiento a la espaldera, como por ejemplo el emparrado y entutorado,  con el hilo de rafia o macarrón, o la actual atadora automática de viña, debe ser cuidadosamente aplicada para evitar cualquier tipo de herida en la planta. 

Además, en su proceso de crecimiento, se debe reemplazar el hilo o macarrón, para evitar que estrangule. 

Nuestra Goma  Bandex Anchor Band puede ser la solución efectiva para evitar este tipo de heridas, ya que por su elasticidad y diferentes medidas, evita el estrangulamiento de la planta y permite su crecimiento. 

Aquí nuestro director Técnico Jordi Subirá nos explica las características de la Goma Ancla y su variedad de utilidad en Vid. 

Si quieres más información sobre nuestro producto y recibir una muestra gratis del mismo para probar en tus plantaciones, haz clic aquí, déjanos tus datos y nos comunicamos contigo. 

FUENTES:

«Enfermedades Fúngicas de la madera en viña» Comunidad Valenciana. Agroambient.gva En Línea

«Guía para identificar las enfermedades de la madera en viñedo» CampoGalego.es En Línea

«Enfermedades de la madera de la vid: situación actual y estrategias de control» David Gramaje. Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino. En Línea

«Sanidad Vegetal» Junta Ex. En Línea