crisis marítima
Agricultura Corporativo Goma Ancla

Replantearse la cadena de suministro

Toca prepararse para el futuro, planificar y organizarse. La gran pandemia mundial afecta al sector del transporte marítimo, que aunque pareciera muy lejano, este problema para algunas empresas, productores o consumidores, la realidad es que nos afectará a todos. 

Desde los tornillos de Ikea a los chips de Volkswagen, la tensión en la cadena de suministro lastra a gigantes empresariales de todo el mundo. Esa es la realidad. 

Vamos a resumir una situación que fue cambiando a lo largo del tiempo, para llegar hoy a ser una crisis nunca antes vista en el comercio internacional. 

Falta de Contenedores

Sin dudas, otro sector que se ve afectado por la gran pandemia mundial, que no ha “acostumbrado” a situaciones nuevas, nunca antes vistas y extremas. 

Desde el 23 de enero de 2020, fecha en la que Wuhan fue la triste pionera en convertirse en la primera ciudad del mundo confinada por culpa del Covid-19, el coste de enviar un contenedor de mercancías desde China a Europa por vía marítima se ha multiplicado hasta por 7

La causa de este encarecimiento tiene que ver con el contexto y también con las características propias de las cadenas de suministro mundiales, que dependen de forma extrema de países asiáticos. 

Cuando se comenzó a tener un mínimo de perspectivas de mejoría, en mayo, luego que los confinamientos obligatorios comenzaron a flexibilizarse,  el engranaje del suministro volvió a ponerse en marcha. Como consecuencia, el aluvión de demanda acumulada colapsó la logística principalmente en Asia, fábrica del mundo por excelencia. 

El primer elemento que explica los actuales costes de flete es un aumento súbito y fuerte de la demanda de envíos.

Aquí, el segundo problema, que explica la subida, es la imposibilidad de adaptarse a los picos de demanda.  No es fácil cuando existen fluctuaciones tan exageradas y tan marcadas como las que hemos visto. Recordar que en contenedores se traslada el 90% de las mercancías del mundo.

En definitiva, no se pueden sacar más buques de la nada, igual que no se puede ampliar tan fácilmente el resto de la cadena. Es decir, no se pueden construir inmediatamente almacenes, poner en la carretera miles de camiones de la noche a la mañana. 

Variante Delta del Covid. 

Los mayores fabricantes de gomas elásticas se encuentran en el sudeste asiático (Tailandia, Vietnam, Malasia) y en China. 

Por lo tanto, a esta crisis marítima que trae escasez de materiales por falta de contenedores, se une que la variante Delta del Covid ha afectado a muchas fábricas del sudeste asiático, con lo cual se encuentran con falta de trabajadores o con cierres temporales, y por tanto con su capacidad productiva mermada. 

Ejemplo, 60.000 fábricas de Tailandia se preparan con el grupo nacional de la industria, a establecer planes de contingencia para aislar a todos los trabajadores, ya que la fabricación surge como un nuevo foco potencial de infecciones. Toyota Motor, por ejemplo, amplió el cierre indefinido de tres plantas en Tailandia debido a la escasez de piezas relacionadas con el Covid.

La consecuencia, que lo que antes se tardaba aproximadamente 40-60 días meses (desde la orden de pedido hasta la recepción en puerto de Valencia) ahora se está retrasando de 4 a 5 meses: es decir, el lead time en el caso de la importación, de los anillos elásticos, se está multiplicando por 3 de media.

El futuro. 

Precisar cuándo se resolverán las interrupciones sigue siendo una pregunta abierta. También varía según la industria de la que se hable. 

Los expertos del Centro Español de Logística no creen que este aumento de los costes vaya a ser sostenido en el tiempo, sino que más bien cabe esperar que a medida que se vaya normalizando la situación los precios de los envíos terminarán por regresar a su cauce. 

Sí, es cierto, que todos los expertos afirman, que de aquí a fin de año, y los primeros meses del 2022, la situación continuará, con cambios progresivos que llevarán a la estabilidad. 

De todas formas, estos encarecimientos pueden dejarnos una valiosa lección de cara al futuro, que muchas veces se habla, pero nunca se llega a tomar una decisión real y efectiva: La excesiva dependencia de las importaciones de Asia que afectan a todas las cadenas de suministro occidentales. 

Nuestra ventaja de ser fabricante

Lo que debería pasar, en el medio largo plazo es que nos planteemos cadenas de suministro globales con menor dependencia de Asia y tender hacia una fabricación local. 

En Bandex, somos fabricantes españoles, esto nos permite fabricar en Europa, evitando las demoras y garantizando un servicio de 10 a 15 días de entrega.

En la actualidad nuestras instalaciones en Alicante capital, con una extensión de más de 10.000m2 de naves destinados a almacén, líneas de fabricación y maquinaria de envasado de última generación que nos permite fabricar productos de alta calidad y dar respuesta, ante esta crisis de suministro.

Si eres clientes, o necesitas productos fabricados en gomas elásticas y se ha visto afectado tu suministro, te pedimos que nos escribas, sin compromiso, y nuestro equipo comercial se comunicará para dar solución.